Acceso usuarios
X

¿Aún no eres usuario de Doctor Globally? ¡Regístrate ahora!

Bruxismo

El bruxismo es el movimiento inconsciente de apretar, rechinar y desgastar los dientes por la noche. Esto produce daño en las piezas dentales y afecta tanto a niños como a adultos, sin embargo el bruxismo infantil no se considera patología.

Se produce un desgaste de los dientes, las encías se debilitan y en un futuro se pueden inflamar y aparecer movilidad en los dientes. Los músculos y la articulación temporomandibular reciben el efecto más perjudicial en forma de dolores de cabeza, oído, cuello, al abrir la boca y con el tiempo aparece una dificultad en el habla y al masticar

El paciente suele desconocer que la padece y lo suele descubrir en una revisión dental. La única forma de diagnosticarlo es durante el sueño, y se puede hacer de forma indirecta observando el desgaste de los dientes o la tensión muscular


Causas:

El estrés es una de las causas más importantes del bruxismo. Debido a un mal engranaje de los dientes, a veces el organismo obliga al intento de desgaste de estas interferencias para conseguir mejor encaje dental.  
También puede ser una mezcla de varios factores como la capacidad de relajación del paciente o su dieta, hábitos de sueño, o postura. El consumo de tabaco y alcohol puede agravar los síntomas


Síntomas:

Los síntomas del bruxismo son:
  • Rechinar los dientes al dormir
  • Desgaste del esmalte dental
  • Dolor en la mandíbula o en los dientes
  • Cefaleas
  • Alteración de la articulación temporomandibular
  • Ansiedad, estrés y tensión
  • Depresión
  • Dolor de oído
  • Trastornos alimentarios
  • Insomnio
  • Sensibilidad a las cosas calientes, frías o dulces


Tratamiento:

El objetivo del tratamiento es minimizar los efectos perjudiciales como la reducción del dolor, prevenir el daño en los dientes y hacer que el paciente disminuya el rechinamiento. Reducir el estrés diario puede ayudar mucho

Existen varias medidas como ingerir muchos líquidos, evitar alimentos duros, conseguir un hábito adecuado del sueño, aplicar hielo o calor húmedo en los músculos inflamados de la mandíbula. También es importante aprender ejercicios de estiramiento fisioterapéuticos de los músculos, masajear y relajar los músculos de la cara, cuello,  hombros y mandibulares. 

Es necesario rectificar el desgaste dental para que tenga la forma adecuada si el desgaste está muy avanzado. 

Lugar del Cuerpo: 
Compartir